aloe vera para el estres

Cómo cuidarte del Sol este verano

El Sol puede ser nuestro mejor amigo este verano, pero también nuestro peor enemigo si no tomamos las precauciones necesarias. Una larga exposición al Sol sin protección puede causar daños irreversibles en nuestra piel y en nuestra salud, por lo que si queremos disfrutar del Sol sin exponernos a posibles daños, lo mejor es tener en cuenta varios factores que te explicamos a continuación, para que el Sol te de solo su mejor parte.

Exposición gradual

Si es el primer día que tomas el Sol, lo mejor es ir poco a poco. Te aconsejamos el uso de una sombrilla para no estar demasiadas horas bajo el Sol y evitar sus efectos negativos. Sabemos que después de haber estado tanto tiempo en casa, tus ganas de estar bajo el Sol pueden ser muy grandes, pero si no lo haces de la forma correcta es posible que tu experiencia no sea tan gratificante como deseas.

Protege tu cabeza

No solo la piel es propensa a sufrir los efectos de la exposición solar, también nuestra cabeza. Es muy necesario evitar la insolación, que afecta directamente a nuestra cabeza, pudiendo causarnos mareos, náuseas, calor en la piel, somnolencia, etc. Usando un sombrero y si es posible, una sombrilla, reducimos el riesgo a que se produzca. También es aconsejable beber continuamente bebidas frías, ya que la insolación también puede tener su causa en una falta de hidratación.

Protege tus ojos

Nuestros ojos sufren mucho con una exposición solar prolongada, de forma que es aconsejable utilizar gafas de Sol para evitar daños y protegerlos.

Protege tu piel

Utiliza protectores solares. Si tienes la piel muy clara y eres propenso a quemarte, es aconsejable utilizar un factor de protección mayor y aplicártela cada menos tiempo. Sea como sea, usa la crema 30 minutos antes de la exposición al sol y antes del baño, ya que si la crema aún no se ha absorbido correctamente perderá su efecto con el baño. Es importante repetir la aplicación tras cada baño.

Es posible que incluso tomando estas medidas llegues a casa con alguna quemadura. Si es así, el aloe vera será tu mejor aliado. 

Intenta tener siempre a mano aloe vera natural para aplicarlo en tu piel después de un día de exposición solar. Para ello, mete unas pencas en la nevera antes de ir a tomar el Sol, de esta forma será mucho más agradable sentir cómo calma y refresca tu piel.

 En Mercaloe tenemos disponibles tanto pencas sueltas como macetas de aloe vera, incluso un Kit de plantación para que plantes tu propio aloe vera. La cuestión es que nunca te falte la hidratación natural que tu piel necesita y agradece.

¡Que no te falte aloe vera este verano!

WhatsApp chat