cómo plantar aloe vera

Cómo plantar aloe vera

 El aloe vera es una planta conocida por sus propiedades medicinales y beneficios para la salud. También es fácil de cultivar en casa, lo que puede ayudarte a tenerlo disponible en casa cada vez que lo necesites. 

En este artículo, te contamos paso a paso cómo plantar aloe vera y cuidarlo adecuadamente. 

1. Consigue una planta de aloe vera

Para empezar, necesitarás una planta de aloe vera. Puedes conseguir una en un vivero local, o si conoces a alguien que ya tenga aloe vera en su jardín, puedes pedirle una pequeña hija de la planta principal. Las hijas son brotes que crecen alrededor de la planta madre y se pueden separar con cuidado. 

En nuestra web, puedes encontrar hijos para que a partir de ellos pueda crecer tu nueva planta.

2. Prepara la maceta y el suelo

El siguiente paso es preparar una maceta adecuada. El aloe vera necesita un recipiente con buen drenaje, ya que no tolera el exceso de agua. Asegúrate de elegir una maceta con agujeros en la parte inferior para permitir el drenaje del agua. Para preparar el suelo, es mejor un suelo bien drenado y arenoso. Puedes mezclar tierra para macetas con arena gruesa en una proporción de 2:1 para crear un sustrato ideal. También puedes agregar un poco de turba para retener la humedad. 

3. Trasplanta la planta

Toma la planta de aloe vera y con cuidado separa las hijas si las hay. Luego, haz un agujero en el sustrato de la maceta y coloca la planta en él. Asegúrate de que la base de la planta esté nivelada con la superficie del suelo. Rellena el agujero con sustrato adicional y presiona suavemente alrededor de la planta para asegurarla en su lugar. 

4. Coloca la maceta en un lugar soleado

El aloe vera requiere abundante luz solar para crecer de manera saludable. Coloca la maceta en un lugar soleado cerca de una ventana o en el exterior donde reciba al menos seis horas de luz solar directa al día. 

5. Riega adecuadamente

El aloe vera es una planta suculenta que almacena agua en sus hojas. Por lo tanto, no necesita riego frecuente. Deja que la tierra se seque completamente entre riegos y evita regar en exceso, ya que esto puede causar que las raíces se pudran. Un riego moderado una vez cada dos semanas generalmente es suficiente. 

6. Cuida de la planta

El aloe vera es una planta resistente y de bajo mantenimiento, pero aún así, requiere ciertos cuidados. Asegúrate de protegerlo del frío extremo y las heladas, ya que puede dañar la planta. También puedes fertilizar la planta una vez al año con un fertilizante suave para cactus y suculentas. 

7. Cosecha las hojas

A medida que el aloe vera crezca, podrás cosechar las hojas para aprovechar sus propiedades curativas. Para hacerlo, corta las hojas más grandes desde la base con un cuchillo afilado. Recuerda que el gel de aloe vera es sensible a la oxidación, por lo que es mejor utilizarlo fresco después de la cosecha. 

Siguiendo estos simples pasos, podrás disfrutar de los beneficios del aloe vera directamente desde tu propio hogar. ¡Disfruta de tu planta de aloe vera y de todas sus propiedades curativas! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
WhatsApp chat
Ir al contenido